Blog sobre gatos

10 Jun Diez alimentos prohibidos para gatos

¿Cuántas veces te has sentado a comer y tu gato se ha acercado ‘a ver si cae algo’? y ¿Cuántas veces has sucumbido y le has dado de tu comida? Este gesto, a priori inocente, puede tener graves consecuencias en la salud de tu felino. Estos son los diez alimentos más peligrosos que nunca le debes dar de comer a tu gato:

1. Pasas: Se desconoce el por qué pero una pequeña cantidad puede provocar un fallo renal en el animal. Los vómitos y la hiperactividad son los primeros síntomas. Para evitar sustos mejor mantener estos productos alejados de su alcance. Ojo con el muesli.

2. Cebollas: Son muy tóxicas para la sangre de perros y gatos porque contienen unas sustancias que destruyen sus glóbulos rojos. Hay que tener cuidado con las variantes de la cebolla: en polvo, cocida, cruda… Hay platos cocinados que vienen con esta sustancia y sin darnos cuenta se la podemos dar al animal.

3.Huevo crudo: Con el huevo nos encontramos ante dos posibles problemas. Uno es el que afecta también a los humanos y es la intoxicación por bacterias como la ‘salmonella’. La segunda es una proteína que se halla en la clara del huevo llamada avidina que puede causar problemas en la piel y en el pelaje. La avidina bloquea la absorción de la vitamina B.

4. Alcohol: Los gatos no tienen una función hepática como los humanos y les cuesta más eliminar las sustancias tóxicas. Con dos cucharadas de whisky un gato podría entrar en coma y con tres podría hasta morir. DSC_0074 (2)

5. Cafeína: La cafeína es un estimulante del sistema nervioso.  Si no le damos café a un niño ¿Por qué vamos a hacerlo a un gato? La reacción del animal a esta sustancia es mucho mayor y puede provocar serios trastornos como vómitos o diarreas. Una ingesta elevada podría provocar hasta la muerte.

6.Chocolate: Tan dulce y sabroso para el humano y tan perjudicial para gatos y perros. El chocolate contiene teobromina, una sustancia tóxica que puede provocar vómitos, diarreas, aceleración del ritmo cardíaco, el coma y la muerte.  Esta sustancia en los animales se elimina de forma muy lenta. El chocolate negro es el más perjudicial porque es el que más teobromina contiene.

7.Huesos: Los huesos, al igual que las espinas del pescado, pueden astillarse y provocar desgarros y obstrucciones en el intestino. Los huesos de ave son los que se astillan más fácilmente.

8. Leche: Los gatos no tienen lactasa, la enzima que degrada la lactosa que contiene la leche. Esta enzima está presente en los lactantes pero desaparece tras el destete. Por tanto, el darles leche puede provocar problemas gastrointestinales. Los gatos son animales carnívoros estrictos y la leche es un alimento infantil. Otra cosa es que el gato asocie el momento de darle leche, o cualquier otro alimento con nuestra atención, de manera que la leche se convertiría en algo mediante lo cual consiguen que les prestemos atención. DSC_0063 (2)

9. Aguacate: El aguacate contiene una toxina llamada ‘Persina’ que puede provocar pancreatitis y otros trastornos intestinales como vómitos, dificultad respiratoria e incluso la muerte. Este alimento puede resultar atractivo para los gatos por su textura pero en ningún caso debe ser ingerido. Además la pulpa del aguacate contiene mucha grasa.

10. Pescado crudo: El pescado crudo contiene una enzima que provoca una deficiencia de vitamina B en el organismo del gato por no hablar de los anisakis, también perjudiciales para el ser humano, que solo se eliminan cociendo el pescado o manteniéndolo a muy bajas temperaturas.

12 Comments

Post A Comment