Gatos de casa en tiempos del coronavirus- Blog sobre gatos

11 May Gatos de casa en tiempos del coronavirus

Hace unos días me encontraba leyendo un artículo de Melisa Tuya en su blog en el diario online 20 minutos. Aquí entrevistaba a Gema López Aguado, veterinaria y etóloga que hablaba de la ansiedad por separación con nuestras mascotas una vez que acabe este confinamiento. En el caso de los tres gatos de La Guarida, es algo que había pensado ¿Cómo les afectará cuando volvamos a pasar doce horas fuera de casa?; ¿Cómo les estará afectando ahora que estemos todo el día juntos? Esta es la historia de los gatos de casa en tiempos de coronavirus.

Gatos de casa en tiempos del coronavirus- Blog sobre gatos

La verdad más verdadera a la que he llegado a la conclusión durante los no se cuántos días ya que llevamos en casa es que el confinamiento con gatos es infinitamente mucho mejor, mejor incluso, que tener una terraza y eso en tiempos del Covid 19 es decir mucho.

Estar con ellos, me ha permitido conocer sus rutinas. Uxoa por ejemplo, hay un momento durante la mañana que se pone a maullar en el baño, puede que solo lo haga ahora, pero sinceramente yo nunca la había visto hacerlo. Otro ejemplo es Aingeru, sobre las 8:00 de la mañana empieza a correr como un loco, el resto del día es cierto que lo pasan entre su árbol rascador y la cama tomando el sol.

Gatos de casa en tiempos del coronavirus- Blog sobre gatos

Lisa, al principio de la jornada laboral, se sienta a trabajar. Y de verdad que parece que está trabajando hasta que se le cierran los ojos a los dos minutos y apoya la cabeza en el portátil. El resto del día están muy tranquilos durmiendo que es lo que entiendo que hacen cuando no estamos en casa.

Por otro lado, siento que tienen más ganas de estar conmigo. Por ejemplo, me persiguen más que antes por la casa y el otro día bajé a tirar la basura y Uxoa se quedó esperando a que volviera en la puerta ¿Estaré sembrando la semilla del estrés sin darme cuenta? Es cierto que puedo estar mucho más con ellos y no solo porque esté en casa. Les doy más besos, les hago mas caricias, hablamos más, les peino, jugamos más tiempo, caen más chuches…  ¿A vosotros también os pasa?

No Comments

Post A Comment