Blog sobre gatos

28 Jul Llega un bebé a casa y nadie le ha preguntado al gato

¿Qué ocurre cuándo llega un bebé a casa y nadie le ha preguntado al gato que ya vive allí qué le parece? Quien tenga uno sabrá que la casa es del gato y que el humano convive con el felino y no al revés. La llegada de un bebé a casa supone un proceso gradual en el que habrá que tener paciencia.

El olfato va a jugar un papel fundamental en las presentaciones. El mundo del gato se basa en la percepción de las señales olfativas. Antes de que el nuevo miembro de la familia llegue a casa, llévale algo que tenga su olor, una ropita o una toalla para que se vaya familiarizando y juega con el o hazle mimitos. Así asociará ese olor con algo positivo.

Si vas a cambiar muebles de la casa hazlo con antelación. Los gatos aman las rutinas. Si vas a mover cosas de sitio hazlo con tiempo para que se vaya acostumbrando.bebegato2

Cara a cara

Las reacciones de los gatos la primera vez que se encuentran cara a cara con un bebé son variadas. Alguno correrá a esconderse, otro se acercará por curiosidad y otros mostrarán indiferencia gatuna. Si el gato quiere tocar al bebé lo cogeremos con suavidad y lo apartamos manteniendo el tono de voz agradable.

Si el gato se esconde no debemos forzar las situaciones, ya saldrá a conocerlo cuando él quiera. Cuando se acaban de conocer no se debe dejar al gato y al bebé solos y juntos.

Celitos

Al igual que un niño con la llegada de un hermanito, los gatos también pueden sentir celos. Debemos procurar jugar con el gato un ratito cada día para evitar que se sienta desplazado. Cuando el niño esté presente debemos también hacer caso al gato, darle alguna golosina y hacerle caricias. De esta forma, el animal no asociará que cuando está el bebé a él no le hacen caso y cuando no está si.bebegato3

Tirarle de las orejas o la cola no es divertido

Cuando el bebé crezca un poco sentirá una enorme curiosidad por el gato al que puede llegar a tratar como a un juguete sin pensar o saber que el animal puede sentir dolor. Enseñarle a tratar a los animales con respeto y a cuidarlos ayudará a que en el futuro sea buena persona con ellos porque el respeto hacia los animales también se aprende.

Si ya tienes un bebé pero te falta el gato, hoy te recomiendo ANIMAEX en Extremadura, una asociación sin ánimo de lucro, que se crea como respuesta al elevado número de animales abandonados y maltratados que ven a diario y a la deficiente atención y amparo de que son objeto por parte de la legislación vigente.

4 Comments
  • Mi Miga
    Posted at 13:11h, 30 julio Responder

    Para los niños es estupendo crecer con gatos, y además, si conviven con ellos desde que nacen, tienen menos riesgos de desarrollar alergias y asma, PERO respecto al último párrafo: Si a la llegada del bebé no hay gato en casa, no se aconseja adoptar a un gato hasta que el niño/la niña tengan 3 años, y es mejor un gato adulto que un gatito, que también está aún aprendiendo cómo comportarse. Saludos felinos.

  • Vamos a contar verdades: Los gatos no vuelan y otros mitos | la guarida de mis gatos
    Posted at 06:41h, 06 agosto Responder

    […] peligrosos que cualquier otra mascota. Para estar con un bebé debemos habernos asegurado de que esa mascota ha socializado con niños y bebés de distintas edades. Por supuesto, como medida de seguridad nunca se debe dejar al gato solo con […]

  • ¡¡Nos vamos de vacaciones!! | la guarida de mis gatos
    Posted at 14:28h, 12 agosto Responder

    […] Qué hacer cuando llega un bebé a casa […]

Post A Comment