Cuando tu gato se vuelve loco y otras cosas extrañas
  Estás  tranquilamente sentado y de repente... ¡Locura! Un gato llega corriendo con el rabo encrespado y el lomo arqueado, te mira, le miras, atónico y vuelve a echar a correr en sentido contrario. Estás en la cocina y ves que pasa tu gato al baño, a los pocos segundos... ¡Locura! vuelve a salir corriendo como alma que lleva el diablo. De repente oyes un ruido extraño y encuentras a tu gato en la ventana castañeando los dientes a unos pajaritos.
Nunca negativo, siempre positivo
  Los gatos son animales salvajes e inteligentes pero no son humanos. No entienden el concepto del 'no' al igual que tampoco entienden la diferencia entre el bien y el mal. Mojar a un gato con una pistola de agua o gritarle provocará que nos asocie con un estímulo negativo, nos tenga miedo y no solucionará el problema.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies